Note to Self

  • 0
El día de ayer asistí al auditorio para un entretenido recital de piano, con los únicos propósitos de ver a unos amigos tocar y distraerme estos primeros días de vacaciones (con cualquier cosa).
Como era de esperarse de cualquier recital de piano en Navojoa, este fue agradable, contemplar a los jóvenes experimentados tocar piezas tan complicadas y los fatídicos bailes de un grupo de niñas, eran solo una de las cuantas cosas que lo hicieron grato, también el hecho de que casi me derrito la retina como una cámara más de una vez. Todo el convivió fue agradable, uno necesita distraerse casi con cualquier cosa estos primeros días de verano, y claro, casi siempre es mejor con las personas mas cercanas. Dudo tener otra oportunidad de asistir a un recital de estos otra vez, al menos hasta el año entrante.


No hay comentarios.: