I Stand Alone

  • 0
Me siento un poco realizado conmigo mismo por al fin haber escrito un poema del cual me siento aliviado de haber escrito, como si alguien hubiera activado mi válvula de presión en el pecho y se haya invertido en forma de tinta de la empolvada impresora, aunque poco después la presión volvió.
No estoy alegre con mis poemas, y creo que por fin he logrado saber por qué.
Después de tanto tiempo escribiendo versos en casi todo tipo de papel que he logrado encontrar, he llegado a la conclusión que, mis poemas, es lo más parecido a una carta, solo eso, un mensaje, aveces hueco, otras veces sobre actuado.
El problema radica en que, en comparación a otros autores, los poemas no son cartas, son medio de expresión, boletos de ida a un mundo repleto de imágenes y sentimientos, descripciones sencillas y hermosas de sentimientos coloridos y gente visible solo por su mirada.
Los verdaderos poemas incitan a la imaginación del hombre, mis poemas, tratan de fingir poseer esa habilidad, pero eventualmente, siguen siendo solo tinta y palabras.

No hay comentarios.: