My December

  • 0
¿Que momentos nos hacen tan desesperadamente acercarnos a una persona?
Siendo honesto conmigo mismo, soy una persona tímida, pero observadora, inestable, pero sensible, y siempre trato de valorar los buenos y pequeños detalles de ciertas cosas.
Algo que he podido apreciar más en mi corta vida en uno de los pequeños detalles y a la vez más poderosos ha sido el tacto con otra persona, pero no necesariamente un sentimiento obsceno o de lujuria, sino cuando le tomas la mano a alguien.
Lo describo como lo más parecido a una leve descarga eléctrica, pero no algo doloroso, al contrario, te mantiene soldado a esa persona, inmediatamente.
Experimentas una sensación cálida y de seguridad reconfortante, la clase de sentimiento que se refleja en los ojos de los niños que cruzan la calle tomados de la mano con otra persona, una sensación tranquila y de paz, es una de las pocas cosas importantes en la vida que más necesitan las personas para sobrevivir. Es una válvula de escape para la realidad, un mensaje sin palabras que dice todo y a la vez nada, todo lo demás deja de importar.
El tacto es una herramienta que nos provee de toda clase de sensaciones inexplicables en los momentos indicados.
Hay algunas personas que no lo toman en cuenta demasiado, y los que han experimentado lo que yo seguramente entenderán de lo que estoy hablando.

No hay comentarios.: