Quutamo

  • 0
A medida que uno crece las presiones alrededor tuyo aumentan drásticamente. Al punto en que respirar deja de ser lo más importante en tu vida.
Estoy en un periodo en mi vida, en parte por presiones de la escuela, en que tengo que ponerme a pensar que diablos será de mi vida al momento que por fin salga libre como ave del reclusorio que cariñosamente llamo prepa, solo para inmediatamente después recluirme en uno más grande y terrorífico llamado Universidad.
Tanta presión, tanta información, temo que las desiciones que tome los próximos años afecten mi destino, y literalmente me moldeen como persona y decidan la forma en que moriré algún día, para ser honestos no tengo una personalidad definida hasta ahora, soy un desastre emocionalmente.
Otro asunto, es que todos parecen tener muy definidas sus metas, o por lo menos, gran parte de los que conozco no morirán de hambre tan fácilmente cuando el momento de vivir les llegue.
Al contrario, en mi cazo, las desiciones que deseo tomar probablemente me maten de hambre o me hagan vivir la vida incómodamente.
Al final todos podemos hacer cualquier cosa para alcanzar nuestros sueños. Es malo vivir en un país donde el libro mas leído es la biblia y los libros de texto escolar.

No hay comentarios.: