Please Love me Once More

  • 0
Las cosas por alla en el país del norte nunca han sido del todo buenas en sus relaciones con el resto del mundo, especialmente por estas fechas.
Hace varios años surgió un fenómeno más peligroso que "el Niño" y se propaga con más rapidez que la gripe aviar.

Son muchas las discusiones que han habido entre el problema migratorio y una posible solución. Aparentemente, a alguien de aquí o más abajo se le ocurrió pensar en nuevas oportunidades de trabajo, sus países, arrasados por la guerra, o simplemente jodidos carecen del capital y el empleo para abastecer a un gran grupo de familias, muchos de los pocos empleos disponibles son de carácter poco legal y corres el riesgo de perder un miembro en el intento. Por lo tanto a esa persona se le ocurrió una nueva y mejor idea, irse al país tercer tercermundista más cercano, y casualmente el que mayor capital e influencia produce en el resto del mundo, pero hay un problema, es difícil acceder al interior del castillo, por lo tanto buscan maneras, un tanto descabelladas para entrar a ese territorio desconocido, de alguna forma adaptarse a este nuevo ambiente y conseguir un empleo, con un salario mínimo, lo suficiente para abastecer a toda la familia allá en casa, y de paso comprar un buen ataúd para la abuela, no una de esas cajas.
El problema empezó a radicar cuando esto se volvió una moda, y los residentes de aquél país les empezó a molestar la idea de compartir un pedazo de tierra con esas gentes. Por lo tanto, para proteger el sagrado y legitimo linaje norteamericano, los pateamos cuando podemos, como a las ratas, les hacemos la vida imposible hasta que salen asfixiadas o hambrientas de sus agujeros, luego es cuando sueltan a los gatos, el resto es un proceso cuidadoso y organizado de " go back to were you lived".

Hasta la fecha, esto sigue poniendo tensos a los norteamericanos, y no se ha encontrado aún una solución definitiva a este problema, hasta que este señor dijo haberla encontrado.
El presidente más simpático que el mundo ha tenido la suerte de conocer, caracterizado por sus ambiguas decisiones y su bajo IQ; ha encontrado una respuesta fiable, y 100% segura a este problema, y no, si están pensando lo mismo que yo, no, no se trata de exterminación.
Antes de aclarar un poco los argumentos dejen sacar una posible teoría, sobre lo que este hombre esta pensando.
Imagina que en tu salón van a elegir a un líder de grupo, alguién que represente a tu clase y tome desiciones que los demás maestros te pedirán que hagas, y alterarás el destino de si salir en el cuadro de honor o no. Tú, un joven mediocre muchacho o muchacha, te postulas para atraer a una persona que te llamó la atención, para demostrarle quien es el que manda; aparentemente, ganas por mayoría de votos, y no se te ocurre pensar en la bola de morbosos o incompetentes que hay en tu salón que te eligieron, por que simplemente estas aterrado con la idea. Pero aún así lo tomas con calma y vives tu vida como antes, ignorando un poco la sombra tras de ti, que representará por un largo periodo de tiempo el peso de la responsabilidad que tienes sobre tu clase, las desiciones que tomas, lo haces para sorprender a tu chica, quién en este punto o no podría ya ser tu pareja (a las mujeres les encanta el hombre que manda). Pero surge un problema, digamos que las bisagras de las puertas suenan demasiado y molestan los odios de tus fieles, no hay presupuesto para comprar nuevas bisagras, tu ignoras eso pero poco a poco la presión aumenta sobre ti, y la gente silenciosamente te exige a que hagas algo al respecto; tú, tratando de conservar tu confianza, tomas una desición descabellada, pero eres firme en tu desición, y les das esperanzas a tus fieles y sobre todo a tu chica que la idea será un éxito, y que solo esperen.

Volviendo al contexto actual, creo que este tipo trata de vernos la cara, o es demasiado estúpido, pero aún así, él dice haber encontrado el santo Grial de las soluciones.
En primer lugar, pondrá en marcha un proyecto que usará al menos 4 billones de dollares, del presupuesto gubernamental de su país, pero no temáis, este hombre dice que el dinero saldrá de las multas a los que traten de cruzar la frontera ilegalmente, lo que claro, tiene mucho sentido, ya que varios de estos inmigrantes tendrán con que pagar la multa, ya que vienen de algunos de los países más ricos y balanceados del mundo.
También propone una serie de empleos, creados exclusivamente para esta clase de gente, pero la idea se pone mejor, empleos temporales, es decir, trabajas unas horas, luego vuelves a tu casa, a unas 7 mil millas de distancia, tiene sentido.
Entre otras cosas, esta decidido a que los que vallan a su país a quedarse por periodos más prolongados, se ganen su cuidadanía, que pasen, por así decirlo una serie de pruebas que demuestren si son aptos o no, del glorioso titulo de norteamericano, entre algunas de esas cosas exige que aprendan ingles, como es de esperarse, en un periodo de tiempo limitado, tenga todos sus datos en un solo lugar, y pase por lo menos, 8 años residiendo en ese país, a como va el calentamiento global estás personas serán ciudadanas cuando Nueva York se halla convertido en playa.

Simplemente no creo que estas ideas sean suficiente para solucionar definitivamente un problema que aqueja a la humanidad desde hace miles de años, a fin de cuentas, todos somos personas, todos somos humanos, cada uno diferente en cualidades tal vez, pero al fin y al cabo creamos muros y estándares sociales que nos separan más unos de otros, y esto genera conflictos de todo tipo que inevitablemente acaban casi siempre mal. Es momento de dejar de residir en un solo sitio y construir muros (con mano de obra extranjera), es momento de ayudarnos mutuamente, por que todos estamos en parte jodidos por dentro, los países son personas también, que necesitan ayuda para salir adelante. No deben ser tratados como el clasico primo de "take this money and go buy something". Pero algo me dice que pasará mucho tiempo, o tal vez nunca hasta que vea algo parecido.

No hay comentarios.: