Sorrows of the Young

  • 0
Werther, un libro escrito por allí en el 1700, por el celebre y algunas veces menos preciado Johann Wolfgang von Goethe.
En él se describen de una manera casi exacta las emociones que un hombre siente al enamorarse pero tiene conflictos cuando este amor resulta ser no correspondido.
Es casi una sorpresa toparse con esta clase de eventos en libros escritos hace cientos de años, aunque es l pasado lo que nos construye, el hombre no ha cruzado mucho la línea divisora de lo que fue Werther en el libro, el ser humano del sexo masculino (y a veces el femenino) sigue arañándose la piel con el problema de las emociones en especial la romántica, como un maravilloso tren rosado lleno de armonía; pero cuyas vías se ven bloqueadas por una enorme roca. Así describo el sufrimiento del pobre Werther.
Sino has leído el libro entonces no te sorprenderá recordar que al final el pobre protagonista se vuelve loco y acaba quitándose la vida con la esperanza de que todo el mundo cambie tras de él cuando eso suceda, y en vez de eso solo logra acabar su tumba y que todos lo olviden eventualmente.
Ese es el destino que nos depara a veces la depresión, acabar con la propia existencia de uno; parece más un mecanismo de defensa hecho por la madre naturaleza, una boca menos que alimentar en el mundo.
Lo cierto es que nada de eso hubiera sucedido si el pobre protagonista hubiera tenido ayuda terapéutica, o en otras circunstancias hubiera tenido televisión.

No hay comentarios.: