Be Yourself

  • 0
Ensartando un golpe a la realidad.
De eso se trata la vida. De presionar los últimos rincones de nuestro ambiente para ver que obtenemos. Como un horrible experimento metódico donde no sabemos si presionar un botón hará que se nos abra una puerta o nos mate.
Cruzando muchas ideas y experiencias, al final del día uno se da cuenta de que invirtió su vida en muchos experimentos.
La única forma de vivir una vida decente es no preocupándose por lo que viene, y encontrarle una explicación rápida, sencilla y simple a todo. Mirando como los perros ladran, como las aves vuelan, la vida comienza a ser un poco más fácil cuando no nos preocupamos por todas esas interrogantes que consumen la curiosidad y el cansancio.
La batalla por el conocimiento se libra dentro de uno mismo. Es desición de cada quien si quiere ser feliz o si quiere ser infeliz dependiendo de las cosas que uno sabe.
Aunque la tecnología por un lado nos trae comodidades, por el otro se adapta lenta y dolorosamente en la naturaleza tanto física como espiritual, y termina por remplazar a los instrumentos que muchas veces considerábamos comunes y corrientes.
A pesar de que esta clase de cambio son normales y periódicas en la vida del ser humano, me inquieta ver como toman acción en estos momentos. Me preocupa como las viejas costumbres mueren con tanta rapidez y crueldad, y veo las nuevas y más cómodas actividades como intrusas que acabarán por consumirnos en nuestras camas y sillones.
No se, tal vez este chapado a la antigua, o tal vez viva con el constante miedo de ser atacado por una invasión de robots marca Apple.

No hay comentarios.: