Friend or Foe Part. 1

  • 0
Es cierto que a medida que vas creciendo en una respectiva vida, vas conociendo toda clase de personas que bien pueden convertirse en tus mejores amigos, tus peores enemigos o en tus herramientas más útiles.
Cada persona individualmente es única en pensamiento y forma de ver la vida. Puede haber algunas excepciones pero casi siempre se dan en gemelos, religiones grandes o cultos a series de televisión. Pocos sabremos los verdaderos misterios que ocultan los que se sientan enseguida de ti en clase, pero aveces eso poco importa. Es necesario socializar con esas personas para desahogar un poco la presión de que moriremos algún día, divirtiéndose al máximo de la manera más absurda y con la música más ruidosa que puedan adaptar tus bocinas.

La cultura de los amigos ha ido cambiando por el paso de las generaciones. Ya no los usamos para traicionarlos y comernos su carne, tampoco para ir a cazar elefantes velludos, y mucho menos los usamos con el propósito de alcanzar la un alto nivel de luminosidad.
Puede haber muchas excepciones a esas reglas que son visibles en la actualidad, que claramente han evolucionado y adaptado en la forma mas Darwiniana a nuestra vida ordinaria. El canibalismo, el hambre en tiendas de comida rápida con forma de elefantes y los grupos sociales de miembros de una misma religión tomando café conviven con otros adelantos científicos como el televisor y el smog.

Las formas de relación humana más comunes hoy en día consisten en cosas mucho más complejas, pero es relativamente más fácil conseguir gente que este de acuerdo contigo que en la edad Media.
Somos una masa de gente que cada semana se multiplica, es imposible no evitar que nos acerquemos los unos a los otros para pedir una taza de azúcar. Hoy en día es imposible no entablar amistad con menos de una sola persona, si ese es tu cazo es que vives bajo un gobierno comunista o cualquier otra forma de gobierno que haya perdido más guerras. Ahora la gente prefiere crear grupos sociales para sentirse más cómodos, como en el cazo de las religiones, pero en un plano no tan especifico. Como las fresas, cada hora de receso en la escuela.

No hay comentarios.: