Shoe Attack

  • 0
El presidente de los Estados Unidos, George W. Bush fue víctima de un ataque cobarde y muy improvisado por parte de un reportero iraquí, en una rueda de prensa que tuvo su origen en Baghdad.
A la mitad del evento, el fanático religioso extremista y peligroso hombre reportero, lanzo no uno, sino sus dos zapatos hacía el presidente de los Estados Unidos, con la intención de darle directamente en la cara, tal vez solo para provocar pánico, o simplemente por que estaba harto del sujeto y aprovechaba que solo le quedaban unas cuantas semanas en el poder para darle un regalo de despedida.
Heroicamente, el presidente esquivó no uno, sino los dos zapatos, con unos reflejos que envidiarían a los del hombre araña.
El reportero fue tirado al suelo y desarmado de cualquier otro objeto que pudiera arriesgar la vida de los presentes.
Luego del percance, el señor Bush afirmó que no se encontraba molesto con el acto, más bien, refleja la libertad de expresión que hay en el país. Entonces es bueno lanzar zapatos a otras personas, demuestra tu grado de cultura.
En la cultura de Iraq, lanzarle el zapato a alguien es un grado de bajeza muy alto, lo equivalente a lanzarle a alguien un disco de Gloria Trevi en la cara a alguien en México.


No hay comentarios.: