Indeseable

  • 3
Carne seca que bañas de polvo la luna helada,
con miradas de centinela en la densa oscuridad,
te refugias como victima de tu extraña realidad,
al lado de la pequeña ventana en tu clima invernal.

Las sombras se extienden por el sol,
la garra de la triste imaginación,
que encoje la única luz de tu corazón,
separando los fragmentos de lo que eramos los dos.

Atraido a tus sorpresas me siento yo,
observando los trozos de acero caer alrededor,
y una leve brisa del viento destruyó,
todo lo que solía tener en mi interior

La tierra y tus ojos empezaron a plasmar,
mis recuerdos más hermosos de mi triste soledad,
invitame un día a jugar en tus manos,
come de mi mirada atonita cuando caiga en tus brazos.

El cielo oscuro ahora esta,
bañado de estrellas mi visión y mi realidad,
la imaginación únida a ti estás,
eres como un retrato al oleo espectral.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Nunca pensé que me gustaría un poema que comenzara con la frase "carne seca"... pero bueno.. me gusta la cecina..

NICE!

claara dijo...

holaa soi clara la del salon jaha

no ce como ieguee akii ni
ke es akiii

jaha


saludoos adrian??



cuidate ^^

ilse dijo...

el comentario es cecy??
suena como si fuera cecy
i el segundo... es lo mas extraño qe e leido i me confundio..
ella tb parece confundida
hahaha