Lady Brown

  • 0
Para todo hay un público, hasta para las cosas más horribles e insipidas, o las más hermosas y descabelladas. Hay para las comedias y para las tragedias, hay un público selecto de gente extraña que le gusta entrar al cine solo para ver los trailers, y hay un público aún más selecto y extraño de personas que gustan morderse el cabello.
Todo existe en un contexto socio-cultural y con luces de neón, y si existe es por que hay un público que lo ve y lo consume, las leyes de la existencia empiezan a moldearse deacuerdo al público que la moldea.
El hecho de que existamos de cierta manera permite que un público nos consuma como un programa de televisión un Domingo por la tarde. Existir nos permite que personajes ficticios existan, nutriendose de nosotros y después nosotros de ellos. Todo esto gracias al público.
El publico es la entidad que evalua todo, cuyo juicio destruye y arma.
Su necedad tortura a los artistas y a los valientes, su aceptación nos define como mejores personas.
El público somos nosotros, actores de una sola función y consumidores de miles de basuras.


No hay comentarios.: