Anywhere

  • 0
Mañana a una hora casi a las tres en punto me retirare silenciosamente (eso espero) a lo que será mi retiro espiritual y sencillo hogar durante el próximo fin de semana.
Las circunstancias de mi vida que me han llevado a terminar en ese lugar son hasta ahora sospechosas para mí y tal vez para alguno que otro. El punto es que pasare todo el fin de semana con poca o ninguna privacidad, compartiendo mi tiempo con gente que conozco y no conozco, y comiendo comida comprada y en raciones; solo falta Charles Manson con su guitarra y sus canciones con temas racistas alrededor de una fogata.
No temo el colapso de mi estado mental, de por si por lo fregada que ya está, no espero mucho en realidad de ese retiro, salvo alguna que otra cosa interesante. Con suerte el fin de semana se pasará rápidamente y volveré a mi hábito original. Que Dios nos ampare.

No hay comentarios.: