Popyright

  • 0
En poco tiempo, el Vaticano tomará una desición, que según lo que me parece, debieron haber hecho hace ya mucho tiempo atrás, siguiendo el ejemplo de Tim Burton o de Maddona.
El papa Venedicto XVI se convertirá en una imagen de marca, quiero decir, que desde ese momento, nadie podrá usar su voz, su rostro, su imagen y probablemente los milagros atribuidos a él, sin antes pagar una módica cantidad por derechos de autor.
Esto convierte a este papa, el primero en sacar derechos de autor de su propia imagen.
Esto podría resultar en dos cosas, o la gente se niega a pagar regalías por poner al Papa en un anuncio de Coca Cola y lentamente nos olvidamos de él, o elevamos al Papa en una marca conocida como Superman, Batman o Pepsi.
Lo único bueno es que no cobrará regalías su se usa su imagen y nombre por motivos de estudio o de investigación. Pero esto afectara incluso a los vendedores ambulantes que venden toda clase de producto con la imagen impresa del Papa a las afueras de las iglesias.
En lo que a mi respecta, el papa anterior vendía más que este.

No hay comentarios.: