Nemo

  • 0
Manteniendo las estadísticas he llegado a la conclusión de que nada de lo que yo piense, imagine o invoque en mi cabeza, me hará cambiar de parecer, voy directo a un abismo del cual no tengo idea que clase de cosas pervertidas y dolorosas haya dentro.
El motivo de toda esa metáfora es por la preocupación que me causa el futuro. Es uno de mis miedos más grandes en estos momentos, el mañana, el pasado mañana, el 10 años después. No me preocupo por el 100 años después a menos que me toque la era de oro de la clonación de órganos barata.
El motivo real de esta vida es simplemente para existir bajo las normas en las que naciste, ser esclavo de los valores a los que estás atado y por supuesto, vivir la vida lo más digna posible bajo los ojos de una sociedad que cada vez más aumenta de tamaño. No tengo un problema con eso, veo un poco de paz y felicidad en la vida luego de completar algunos logros. Quiero esa paz, esa felicidad que la veo a muchos años de distancia. El problema es que no se que camino tocar.
Siento que no soy lo suficiente apto para esta clase de desiciones pero en unos años me lanzarán a ellas.
La universidad es mi mayor miedo ahora. No entiendo a que griego obeso se le ocurrió esa idea. Deberían construir una sola escuela universal donde se compartan todos los conocimientos más relevantes de la vida del hombre. No dividirlos en materias y series para luego ser otorgados a maestros incompetentes que no saben la marca de sus pantalones.
El problema es que no se como me veré en 15 años. Y le tengo mucho miedo a la relatividad del tiempo.

No hay comentarios.: