I Wanna Be Around

  • 0
Contando los pocos días que quedan para volver a la burbuja que muchos llaman escuela, no he evitado pensar en las cosas que me deparan en algún futuro no muy cercano o lejano.
Solía tener la duda de que sería de mi cuanto creciera y necesitara tomar las decisiones que por mucho tiempo ya se me habían hecho advertidas. La verdad, uno nunca está del todo seguro de las decisiones que uno toma, siempre habrá problemas visibles o invisibles que puedan mover el curso de tu viaje ligera o bruscamente.
La universidad es una escuela que según sus páginas web, forman líderes como si estuviéramos hechos de arcilla. Es cierto que algunas universidades son mejores que otras, tanto en nivel académico como en nivel cafetería.
Es necesario tomar una buena decisión, así que un día sentado al borde de mi cama llegue a la conclusión de que crecer o madurar no era del todo necesario para alcanzar ese final iluminado.
Hacer las cosas que uno quiere hacer puede volverte asquerosamente feliz o miserablemente feliz, de igual forma cada quien tiene sus hobbies.
Sería injusto decir que a un asesino en serie no le gusta asesinar. Que un contador no tiene algún fetiche oculto por los números, y que un escritor ama que la gente le diga lo intelectual y atrevido que es.
Intentare tomar el timón de mi vida bajo estos consejos, no buscaré metas (salvo el de conseguir dinero suficiente para no morir de hambre), y cuando llegue el día en que este experimento acabé y evalúe la situación, mínimo necesito saber que me convertí en algún personaje de Johnny Depp.


(ya sea vendedor de chocolate o vendedor de marihuana)

No hay comentarios.: