Alberto Balsalm

  • 1
Me cansé de la felicidad, de toda esa sensación de desasosiego y risas freneticas por algo que no era gracioso mientras convulcionas en la parte trasera de un coche con el metal tostado por el sol, y con personas de miradas inexoerables que intentan penetrar tu alma sin interes.

Me cansé de toda esa basura sin sentido cuyo contexto me cansé tanto de buscar que prefiero respirar cloro de una alberca a sentir otro día la necesidad de anhelar esos momentos de confusión isotrónica que contrae de un latigazo mi espina dorsal y me provocan una mueca.

Será el calor o el la sensación de un pronto apocalipsis, pero no deseo tampoco hibernar para siempre en la amargura, deseo el desaparecer de esta realidad sin sentido y pedir solamente una taza de café que me dure hasta el fin del tiempo.

Argh.

1 comentario:

Belen dijo...

Muy buen contenido como siempre!